Puerto de Ribadeo (Lugo, Galicia). Fotos. mmhr/2009

jueves, 22 de diciembre de 2016

Alcalá de los Gazules


 Fotos: mmhr/2016
Alcalá de los Gazules (Cádiz). Se ubica en las estribaciones finales de la sierra de Cádiz, formando parte de lo que se denomina la Ruta del Toro. Los municipios más próximos son Jerez de la Frontera, Los Barrios, Jimena de la Frontera, Castellar de la Frontera, San José del Valle, Benalup-Casas Viejas, Medina-Sidonia, Paterna de Rivera y Cortes de la Frontera (este último ya en la provincia de Málaga). Es conjunto histórico-artístico desde el año 1984.
Se encuentra dentro del Parque Natural de Los Alcornocales (comprendiendo parte de la Sierra del Aljibe) y su historia se remonta a lo más antiguo. La primera población estable es del año 189 a. C. y su nombre lo obtuvo de la conquista musulmana, cuando la población pasó a llamarse Qalat at Yazula, o 'Castillo de los Gazules'.
Sus principales fuentes de ingresos son el turismo y la agricultura.
Tiene un Patrimonio Histórico Artístico y Cultural bastante rico, aunque algunos de sus monumentos necesitan mejoras para evitar el deterioro paulatino. Las ruinas del Torreón del Castillo han sido sometidas a una restauración evitando su pérdida. Es una zona bastante húmeda, y la humedad está presente en todos los monumentos amenazando con seguir su labor corrosiva.
  • Del Castillo, construcción almohade del tipo “alcázar con cerca” solo queda en pie en la actualidad el torreón.
  • Iglesia Mayor parroquial de San Jorge
  • Convento de Santo Domingo
  • Iglesia de San Fracisco 
  • Yacimiento Laja de los Hierros
  • Yacimiento romano de la Mesa del Esparragal
  • Depósitos romanos de la Salada
  • Casa del Cabildo
  • Convento de Santa Clara
  • Ermita-Santuario de Nuestra Señora de los Santos
  • Fuente de la Salada
  • Puente Romano
  • Casas señoriales
  • Bronce de Lascuta (expuesto en el Museo del Louvre, data de la época romana).
Parque Natural de los Alcornocales (Cádiz). (De Falconaumanni)

domingo, 6 de noviembre de 2016

Tengo que desahogarme...

 ...de este fin de semana que se  me está yendo, sin descansar, sin tiempo para ocio, ni familia, ni ná de ná. Já, siete horas y media semanales, por las tardes, dice mi horario que debo dedicar a esta labor.
¡Cómo me gustaría hacer una huelga de deberes! Estamos de trabajo burocrático hasta las cejas, trabajo que no nos permite hacer nuestra auténtica labor: preparar clases, corregir exámenes, cuadernos, etc. Echando horas extraordinarias...¡Qué bien viven los maestros! 
¡Cómo para quejarnos! Nos quejamos de boca para adentro, en las redes sociales y en los pasillos del insti, pero como  borregos (o buenos funcionarios) agachamos la cabeza y, sí, bwana...
Quiero un sistema educativo como esos que están en el ranking y dónde no solo tienen buenos resultados los alumnos, sino que se les reconoce el trabajo a los profesores, se les escucha y no se ven envueltos en esta maraña de papeles (¡pobres bosques); sí, pobres bosques. Así que enseñamos a cuidar el medio ambiente, les explicamos lo que significa el cambio climático y las tres R, que no dejen hojas en blanco en los cuadernos, etc., etc. ¿Por qué nos hacen presentar en doble formato (digital y en papel) las programaciones didácticas, por ejemplo? Allí se quedan almacenadas sin que nadie airee sus páginas y se trabaja con las digitales, que es lo lógico.
Quiero un sistema educativo racionalizado. Quiero un cuerpo de profesores unidos, sin aborregamiento, que sea capaz defender las ideas en las que cree, reivindicándolas...
Me gustaría no pensar en lo que me queda para jubilarme, sino seguir disfrutando de mi labor, vocacional, pero por ahora creo que cuento los años, meses y días que me faltan.
Realmente, ¿a quién le interesa si los alumnos aprenden? ¿Alguien piensa que ellos serán los que dirijan y  hagan funcionar nuestra sociedad en pocos años? Y digo esto porque no siempre los resultados son el reflejo fiel del aprendizaje adquirido; hay muchas presiones para que el % de buenos resultados aumente...y es que al final, cedemos más de lo que queremos a las presiones (¿queréis sopa?, pues el plato lleno...). Recuerdo uno de mis destinos, era tutora de un 1º de ESO donde la nota media era notable y había bastantes sobresalientes, ¡qué bien!, dirán algunos, pero es que la papilla es más fácil de digerir que un buen filete de buey; es decir, algunas veces se adapta tanto el currículo que estos resultados no son difíciles de conseguir. Ese es un ejemplo, hay muchos más...

viernes, 14 de octubre de 2016

Evaluación LOMCE

¡Qué ilusa soy! Me creía yo que en 15 días me iba a iluminar alguien y esto está cada día peor. Tenemos que evaluar y la Junta no publica las instrucciones en el BOJA, nos remiten al BOE, a que sigamos la normativa pepera...Se avecina una huelga de estudiantes para el 26...y, yo, después de toda una carrera no sé cómo evaluar, bueno, yo sí sé, lo que no sé es cómo pretenden que lo haga ahora...A ver cómo les explico:
Pepito Pérez tiene que aprender a hacer la "o"  con un canuto.
CRITERIOS DE EVALUACIÓN 
1. Pepito Pérez ha aprendido a hacer la "o" con un canuto.
2. Pepito Pérez sabe lo que es un canuto y cómo usarlo adecuadamente.
3. Pepito Pérez escribe correctamente la palabra "canuto" y entiende el concepto.
4. Pepito Pérez ha hecho una exposición oral, expresando correctamente cómo se debe hacer la "o" con un canuto. 
Estándares de aprendizajes (cuantificables)
1.1. Pepito Pérez ha hecho un cuarto de la "o" con un canuto. (0'1)
1.2. Pepito Pérez ha hecho la mitad de la "o" con un canuto. (0'25)
1.3. Pepito Pérez ha completado la "o" con un canuto quedando maravillado por ello. (0'50)
2.1. Pepito Pérez utiliza el canuto correctamente. (0'75)
3.1. Pepito Pérez sabe lo que es un canuto y además entiende todo lo que puede hacer con la "o". (1)
3.2. Pepito Pérez no entiende nada. (0)
3.3. Pepito Pérez respeta las normas pero ¡vive dios! no sabe porqué tiene que hacer con un canuto la "o". (0'3)
4.1. Pepito Pérez se expresa correctamente de forma oral. (0'5)
4.2. Pepito Pérez ha hecho una exposición sobre los canutos pero no entiende que pinta ahí la letra "o".  (0'5)
4.3. Pepito Pérez está hasta los ¡¡!! del canuto y de la "o"  pero entra por el aro porque quiere ir de excursión y fumarse un canuto para olvidarse de la "o" y de la madre que la parió. (2)

¡Vaya! pues no me salen las cuentas, ¡vaya lío! ¿Y qué nota le pongo yo a Pepito? La verdad, es que se ha esforzado, ha hecho la tarea, ha mostrado un poco de interés po la "o" y bastante por el canuto. Ha aprendido de forma autónoma, ha trabajado también en equipo, la competencia digital la domina, de hecho sujeta el canuto con el dedo en una posición adecuada, ha progresado en la competencia social y ciudadana...En fin, le pongo un 5 y todos contentos...Tampoco era para tanto, es que somos muy exagerados, al final le coge uno el tranquillo y hasta disfrutamos al ver el dominio que ha conseguido Pepito Pérez manejando el canuto para hacer la "o". El próximo trimestre le tendremos que enseñar otra letrita...

NOTA: un poco de humor nunca viene mal a nadie...(¿me habré pasao?) 

lunes, 26 de septiembre de 2016

Pequeño paréntesis

Quince días después de iniciarse el curso en Secundaria hago un pequeño paréntesis para contar algunas cosas que no me puedo callar.
La LOMCE ha llegadoooooooo a Andalucía, sus padres -los de la nueva Ley educativa- deben estar locos de alegría de ver cómo, finalmente, nuestra comunidad no ha tenido otra opción. Aquí el gobierno autonómico ha estado esperando a ver si por arte de magia quedaba derogada de un plumazo psoísta-podemita o sabe dios de quién, pero eso era de todos modos imposible, independientemente de los resultados electorales de junio; la Ley implantada ya en toda España se quedará una temporada porque no es tan fácil que sea derogada y además derogada ¿para poner cuál? ¿el gran fracaso de la LOGSE? Bueno no me quiero ir por el tema del desgobierno que tenemos después de dos convocatorias electorales, no es de lo que quiero escribir ahora.
La normativa andaluza se ha aprobado en julio y claro, ahora llegamos a los institutos, que si cambio de libros, nuevas programaciones, proyectos curriculares, que si habrá reválida en 4º de la ESO, que si la habrá en 2º de Bachillerato y además selectividad o es lo mismo, etc, etc. ¡¡¡Qué lío!!! Bien, pero a pesar del lío hay que funcionar: con proyectos y programaciones que estamos elaborando a marchas forzadas; sin libros de texto porque las editoriales no han tenido tiempo suficiente y no hay stocks...Los de 2º de Bachillerato no vayáis a pensar que se muestran preocupados, no, ellos en general son felices, la mayoría no es consciente de la debacle y nosotros desde el primer día les dijimos que les prepararíamos para selectividad, viéndolas venir  pues los altos cargos de la Junta iban haciendo declaraciones a los medios como: "¿quieren reválida en 2º de Bachillerato? haciendo alusión a los padres de la Ley Wert, pues la habrá, pero le llamaremos selectividad"; otro, anunciaba que sí, que habría selectividad en Andalucía...¡¡¡!!! ¿improvisando? Pero, si nos piden que planifiquemos todo, todo...
Me preguntaba hace unos días si mis maestros y profesores tenían que hacer tantos documentos porque ahora cada año nuestra labor está más burocratizada. Y no sirve de ná, papel y más papel para reciclar.
En fin, cómo lo que menos importa es la opinión de profesores, padres y alumnos y, por supuesto, por mucho que hablen de las evaluaciones externas, etc., etc., lo que menos importa digo es que los alumnos aprendan, pues a aguantar. A ver por dónde salimos.
Después vendrán las campañas y todos hablarán de pacto de estado para la educación...¡¡¡Fantasías animadas!!! Para los grandes empresarios es mejor tener una población sumisa -por ignorante-, el poder se sustenta en esa masa y nos habíamos vuelto muy cultos y tiquismiquis...
Espero que dentro de 15 días me ilumine alguien y veamos hacia dónde vamos con este desbarajuste. Algunos dirán que soy muy quejica, con lo bien que viven los maestros y lo que sabemos, sabemos tanto que la administración considera que con poco más de una hora cada tarde, en nuestra casa, podemos preparar clases, corregir, hacer las programaciones y proyectos e incluso podemos asistir a cursos de formación de nuestros magníficos CEPs, de 4 a 8 de la tarde y a 60 km de nuestro domicilio. 
 

domingo, 11 de septiembre de 2016

Un bornicho en la caja recluta

Antonio Ramírez Domínguez nació en Bornos (Cádiz) el 27 de mayo de 1877. Hijo de Francisco Ramírez Rodríguez y María Josefa Domínguez Gómez, ambos de dicha población, dos de mis tatarabuelos maternos. Su padre, Francisco Ramírez,  fue polícía (municipal?) en Bornos; parece que se fueron a Sevilla al jubilarse. Su madre aparece, ya mayor -70 años- empadronada en Sevilla en 1901 en el domicilio de otro de sus hijos, Manuel. Además de Manuel, Antonio tenía otros hermanos: Juan, José -mi bisabuelo- y Juana (que marchó a Hawái con su esposo e hijos en 1907). Quizás hubiera alguno/os más pero no lo he podido comprobar aún.

Este documento corresponde al Libro de Quintas de 1896 de la parroquia de San Bartolomé de Sevilla. En él quedan reflejados los datos de filiación, la talla, empleo, su conocimiento de la lecto-escritura y las alegaciones para la exención del servicio militar. 
En esta época muchos jóvenes intentaban no ser reclutados debido a las guerras en las que estábamos envueltos: Cuba, Filipinas, Marruecos...Los que podían pagaban una cantidad estipulada y se libraban; otros lo conseguían con triquiñuelas, corruptelas y demás; los pobres no tenían más remedio que ir, a no ser que presentaran alegaciones y estas fueran admitidas por el tribunal o tuvieran problemas de salud o discapacidades. A veces, emigraban e intentaban esquivar el reclutamiento de ese modo...mmhr/2016




sábado, 10 de septiembre de 2016

I Can't Forget


... And I can't forget, I can't forget
I can't forget but I don't remember what.

... And I can't forget, I can't forget
I can't forget but I don't remember who.

jueves, 8 de septiembre de 2016

El río que nos lleva

El río que nos lleva de José Luis Sampedro (publicado en 1961): es la historia de los gancheros, los hombres que llevaban río abajo miles de pinos, desde las aguas altas del Tajo hasta Aranjuez. En esta ocasión se incorporan a la gancherada dos personajes ajenos a ellos: Paula, una misteriosa mujer que desata las pasiones de los rudos hombres que dirigen los troncos, y Shannon, el irlandés recién salido de la Segunda Guerra Mundial, que descubre la dignidad de estos esforzados héroes desconocidos en la España de 1946. Un oficio ya desaparecido en nuestro país, un modo de transportar la maderada que desaparece con el desarrollo del transporte terreste.
Una reflexión, un retrato sobre la sociedad de la posguerra: el nacionalcatolicismo, la pobreza extrema, el compañerismo, el analfabetismo, el amor, la pasión, violencia, misticismo...y a la vez el autor nos va descubriendo unos paisajes, muy bien descritos. Un libro que me ha encantado y que volvería a leer. mmhr/2013


12 comentarios de Free Like the Wind

a-casanova dijo

Mercedes, que tal? aqui en mi tierra les llamamos almadieros, también bajaban la madera por el rio, ahora sigue la tradición pero solo el dia de la Almadia que se celebra en Burgui un pueblo de Navarra, que merece la pena visitarlo. Seguro que el autor del libro habra oido hablar de las almadias de Burgui.
Saludos Mercedes y que pases un buen dia.
22 Marzo 2013, 08:49

Celestepv dijo

Interesante todo lo que hace y dice el profesor Sampedro. También exite película basada en la novela, protagonizada por Alfredo Landa, Tony Peck y Eulalia Ramón. Por loque cuentas el libro parecre aporta mucho más que la película.
Gracias, Mercedes por la reseña. Feliz primavera. Abrazos.
22 Marzo 2013, 11:41

vegalonso dijo

Hola Mercedes:
Una estupenda novela que he recordado al leerte.
Y me he fijado con detalle en el mapa que pones, porque no recordaba la zona en la que se desarrolla y es una zona de la que he visitado algunos lugares.
Un abrazo
22 Marzo 2013, 23:49

libertadveinte dijo

Hola Mercedes. Es impresionante la vitalidad y la inteligencia que muestra
ese hombre con la edad que tiene y que le deseo que amplie.
Este libro que comentas no lo he leido. Poseo tres de él: La sonrisa etrusca, La
senda del drago y El amante lesbiano. Lo he visto varias veces en la tele y
me ha maravillado la claridad con la que habla de economía.
Espero estés recuperada.
Un abrazo.
23 Marzo 2013, 18:41

merhum dijo

Hola, Antonio. Los gancheros bajaban los troncos por el río ayudándose de un gancho; los troncos no iban amarrados como en la almadía. Gracias por la información. Saludos.
24 Marzo 2013, 16:58

merhum dijo

Hola, celeste. No he visto la película, aunque me gustaría verla para compararla con la novela. La primavera aún no se nota mucho con tanta agua. Un abrazo.
24 Marzo 2013, 17:02
merhum dijo
Hola, Modesto. Yo no conozco esa zona y con el libro me han entrado ganas de conocerla y es que el autor hace unas buenas descripciones del paisaje. Un abrazo.
24 Marzo 2013, 17:07

merhum dijo

Hola, libertad. El autor tiene una mente privilegiada. Solo he leido este libro de él, pero no será el último. Estoy mejor, de vacaciones por Càceres. Un abrazo.
24 Marzo 2013, 17:54

NuriaNómada dijo

Hola Mercedes. Vi la película hace tiempo y recuerdo las balsas hechas de troncos de madera, las almadías como dice casanova. En una de esas balsas baje un río una vez. Si recomiendas el libro seguro que me gustará. Un abrazo.
24 Marzo 2013, 18:51

merhum dijo

Hola, Nuria. No he visto la película todavía. ¿Qué no habrás hecho tú? Gracias. Un abrazo.
25 Marzo 2013, 19:01

popochan dijo

Querida amiga Mercedes, hay una cosa que me da un poco de pena: no puedo pasar por las librerìas como hacía en España y estarme horas, y comprar libros tant interesantes como el que tan amablemente nos reseñas. Bueno, lo que más hecho de menos son esos dos besos que me daban todas las chicas que conocía, nada más conocerlas, y el trato dulce y desinteresado, sin importar que en el futuro fueran a ser mi consorte... por aquí, en Asia, todos son un poco interesados en ese sentido.
Besos desinteresados. Disfruta de vivir en el paìs más hermoso de la Tierra.
Mi barco es un tronco,
navego de pie,
yo guardo el equilibrio,
ni que sea para echarte un beso
cuando pase cerquita
de la casa
que tú tienes
al lado del río
que tan bien parece
entre barcos blancos
y ramos verdes.
POpochán.
26 Marzo 2013, 01:00

merhum dijo

Hola, Popochan. Tampoco yo paso mucho por las librerías por falta de tiempo, pero puedo comprar por internet. Este libro es uno de los que he puesto como lectura a un grupo de 2º de bachillerato; he formado un club de lectura y una hora a la semana nos reunimos y comentamos lo leído. Ahora estamos leyendo La ciudad de los prodigios de Eduardo Mendoza y literalmente me tiene abducida. Está bien que nos demos besos y abrazos. Muchas gracias por tu poesía. Besos pa mi poeta favorito.
26 Marzo 2013, 18:35

martes, 6 de septiembre de 2016

El presidente charlatán

Aviso: no es obligatorio leer este post. Quedan uds. advertidos.
Julio, 1992. Amaneció un día caluroso, en Sevilla, íbamos a tener un día de aúpa. El tribunal que nos había tocado a un grupo de compañeros y amigos tenía su sede en un centro casi a las afueras, en el que yo había estado el curso anterior trabajando.
Habíamos quedado un grupito de cinco en ir juntos en el mismo coche. Les avisé sobre el calor de aquel edificio, donde predominaba el hormigón. Anteriormente allí estaban las instalaciones de un periódico.
Ese año sólo había un examen oral de un tema, que tú elegías tras sacar tres bolas. A continuación te encerrabas, con tu material, lo preparabas y a las dos horas salías y lo exponías ante el tribunal. Al acabar había un tiempo de debate.
Nos citaron a las ocho de la mañana para darnos el horario de actuación, me tocó las dos de la tarde. Es decir, que a las dos me encerraba y a las cuatro exponía. Para los que no lo sepan, les recuerdo que las oposiciones de enseñanza no universitaria se celebran en Andalucía en el mes de julio.
Sobre las doce, los limpiadores del instituto comenzaron con una manguera a regar aquel pasillo de hormigón en el que estábamos esperando nuestro turno, con idea de refrescar de ese modo el ambiente.
El aula donde se exponía permanecía abierta por el calor y aunque las exposiciones eran públicas casi nadie entraba, para no poner más nerviosos a los opositores. De pasada, camino de la cafetería (abierta por la mañana porque la secretaría del centro estaba funcionando) a por un refresco, escuchamos a uno de mis amigos, tartamudeando. ¡Qué horror! Bien preparado como está, con treinta y tantos, y con más cuerpo que un roble y ahí estaba hecho un flan.
A las trece y treinta, el secretario del tribunal salió y nos dijo que iban a cortar para comer y que luego seguían. Así que a mí, que estaba en puerta, ya no me tocaba hasta las cuatro .
Me fuí para casa, almorcé, me dí una ducha y poco antes de las cuatro ya estaba allí. Ya no estaba la cafetería abierta y los limpiadores se habían ido, sólo estabámos el tribunal y tres o cuatro opositores.
Me nombraron y entré en el aula, con mi maleta repleta de libros y temas resumidos. ¡Sóla ante el peligro!
Después de identificarme, saqué tres bolas (de un bingo de juguete en el que sólo había 72 bolas, una por tema). Tomaron nota de los temas a los que correspondían y me acompañó un vocal al aula del encierro. Yo estaba nerviosa, pero de alegría. Uno de los números recordaba que correspondía a un tema que apenas había estudiado porque me lo sabía muy, pero que muy bien. Era un tema que resumía los dos años de mi especialidad. Me había tocado el bingo.
A los diez minutos de mi encierro, entró el vocal que me había acompañado, llevaba una botellita de agua y un vaso, se lo agradecí y después me preguntó qué tema había elegido. Se lo dije y creo que notaría mi alegría en el brillo de mis ojos y mi sonrisa. Y es que no supe disimular, aunque ¿tenía que hacerlo? ¿Para qué? Probablemente para que ellos no se lo prepararan tan bien.
A las seis de la tarde vino el mismo señor a buscarme y me llevó, amablemente, la maleta, que pesaba mucho.
Saludé y me presenté al tribunal y expuse un breve planteamiento del tema.
Os comento, que mi especialidad es la historia de América y el tema abarcaba desde el descubrimiento por Colón, la conquista y colonización, exploración e independencia. Amplísimo tema para exponer en una hora.
Comencé la exposición y casi todos iban asintiendo y haciendo gestos de aprobación, excepto la única mujer que había. Cuando terminé, se inició el tiempo para el debate. La vocal, que yo había oído que era geógrafa, me indicó que no habían quedado muy claras las rutas de exploración. Se las expliqué y asintió. Otro me preguntó algo, de lo que ahora se ha hablado mucho con la crisis: sobre los gobiernos neoliberales en ese continente. Les hablé y anuncié lo que iba a ocurrir, por cierto, lo que ha pasado en estos últimos años. Creo que dudaba mucho de mi respuesta, pero no dijo nada.
El presidente del tribunal me felicitó, demasiado desde mi punto de vista y algunos de los vocales también. Me preguntó cuántos años llevaba trabajando y ahí si que me quedé dudando si debía o no responder. Me explico, yo sólo había trabajado unos seis meses, no tenía ni un punto de experiencia (el máximo era seis) y en aquellas oposiciones los interinos con muchos puntos llevaban las de ganar; por otra parte, el tribunal no podía saber los puntos que teníamos y que baremaba una comisión aparte...; por mi edad, podía pensar que llevaba muchos puntos de experiencia.
Y entonces, pensé tanto y tan rápido, y todavía no sé sí lo hice bien o me perjudiqué. Yo creía que no era ética la pregunta y algo tenía que responder, así que le dije que llevaba trabajando muchísimo menos de lo que podía parecer.
El presidente me dijo que se notaba que era una estupenda profesora, que tal y que cual, que ojalá tuviera el placer de trabajar conmigo, en fin, blá, blá...Este señor siguió hablando de mí con otras personas y su felicitación trascendió fuera del ámbito del tribunal, llegando de nuevo a mí, por un conducto ajeno a aquello.
Tanto blá, blá, ¿para qué? Para ponerme un cinquillo, que evidentemente no me sirvió de nada, bueno sí, por lo menos para decir que había aprobado el examen.
A una de mis amigas también la felicitó, y mucho blá, blá, igualmente este presidente, charlatán, llegó a comentar que una opositora llamada Carmen Pérez (nombre ficticio), lo había hecho estupendamente, que se habían quedado maravillados, que tal y que cual..., total que llamaron a mi amiga, desde otra provincia, unos familiares a los que le había llegado el hilo del blá, blá... Esta amiga mía lloró cuando vio la nota, la habían suspendido, tenía un 2'3. Total - nos dijimos- el próximo año será el nuestro y nos fuimos a tomarnos unas cervecitas.
  • Siento el rollazo de este relato verídico, pero como hay que sacar los traumas para afuera, yo lo cuento todo (excepto el nombre de este señor presidente, al que volví a encontrarme en otra ocasión...)
  • Este relato está basado en un caso real y no se dicen los nombres para no herir la sensibilidad de algún miembro de tribunal de las oposiciones de 1992.
  • El compañero que tarmudeaba, después de muchas oposiciones, de visitas al psicólogo y de estudio, también aprobó el año pasado y pudo, por fin, pedir matrimonio a su novia.
  • La protagonista, o sea yo, aprobó en 2008, pasando más calor aún por circunstancias de la canícula y de la edad.
  • La amiga de la protagonista, es decir, mi amiga, también aprobó, aunque estaba exenta de las oposiciones por ser mayor de ... (ver la convocatoria).
  • Ambas vivimos muy felices porque ya somos funcionarias de carrera y amenazamos con publicar nuestras memorias, donde se verán los líos, enchufes y chanchullos varios que sabemos de buena tinta y "con pelos y señales"
  • En cuánto al presidente (de los vocales no se sabe nada) se ha jubilado, afortunadamente para él, a los sesenta, con indemnización y buena paga, como se merece por toda una vida de dedicación. Siento, enormemente, no haberle dado el gusto de disfrutar de mí como compañera de trabajo.
FIN
P.D.: Mis felicitaciones a todos los que la habéis aprobado este año.
Safe Creative #1007166839337
Nota: Relato ficticio basado en un hecho real.

domingo, 4 de septiembre de 2016

Ruta río Dobra-Hoya de S.Vicente

Fotos: mmhr&mmn/2016
El punto de partida de la ruta se encuentra localizado en el Puente Dobra, en el Concejo de Amieva. Para llegar al Puente Dobra, desde Cangas de Onis, tomamos la N-620 en dirección al Puerto del Pontón a través del desfiladero de los Beyos. Tras pasar el pueblo de Tornín, situado a unos 6 Km de Cangas de Onis, allí donde el río Dobra vierte sus aguas al Sella , está el punto donde comenzaremos nuestra ruta saliendo junto a un restaurante situado a la izda junto al puente. El camino que nos llevará hasta la Hoya de San Vicente, nace justo al lado de la carretera, junto al puente y un bar allí instalado.
El río Dobra es un corto río de montaña del norte de España que nace en la parte septentrional de la provincia de León en el Puerto de Dobres, y discurre casi en su totalidad por la zona centrooriental del Principado de Asturias. Es un afluente por la derecha del río Sella. Cuenta con una presa construida a mediados del siglo XX, la de La Jocica, cuyas aguas embalsadas se emplean con fines hidroeléctricos. El río, que atraviesa el Valle de Angón, una zona de gran belleza paisajística, sirve de límite occidental de los Picos de Europa.
Cerca de su desembocadura existe una poza de gran belleza y atractivo turístico llamada Hoya de San Vicente.
 Resultado de imagen de mapa rio dobra
Ruta de Senderismo: Lineal. 
Itinerario: Río Dobra - Hoya de San Vicente. 
Distancia: 5 km ida y vuelta. 
Duración: 1 h 30'
Dificultad: Fáciles/ Intermedia en un corto tramo con piedras con humedad poco antes de llegar a la poza hay ir con cuidado.  
Desnivel: Inapreciable

Entradas populares