Puerto de Ribadeo (Lugo, Galicia). Fotos. mmhr/2009

jueves, 27 de abril de 2017

Los descendientes

Descendientes de españoles de aquella emigración ¿invisible? de principios del siglo XX a un destino ¡Hawái!...
La familia Romero Ramírez (Juan Romero Mateos y Juana Ramírez Domínguez) partió en el SS Heliopolis en 1907, desde el puerto de Málaga al de Honolulú, con hijos, yerno, nietos y allegados. Más tarde, se le unirían más hijos, yernos, nietos, primos, sobrinos...
En este mapa he ubicado a algunos de sus descendientes con los que he contactado 110 años después. Repartidos por los Estados Unidos (sur, este y sobre todo oeste), pero habrá más, incluso en Canadá. Moureen, Jean, Gayle, Joe, Lisa, Cindy, William (hay más de uno), Ellen, Lyndia, Marc, Robert, Renee, Bruce, Nancy...e hijos, nietos, biznietos...Sangre española, mexicana, portuguesa, italiana, anglosajona...¡Un cóctel de humanidad! Cómo a mí me gusta.

martes, 11 de abril de 2017

Un mundo cuadrado

un drama social a ritmo de rock, en el que sus protagonistas, los chicos del pueblo, deciden formar un grupo musical para combatir la injusticia global, con un afán renovado por intentar cambiar las cosas. Begines compone una crítica ácida de algunas de las lacras que aún siguen pudriendo a la sociedad andaluza: caciquismo, especulación y poca transparencia política...como una manera de denunciar las causas del estancamiento económico de la región.


Título original: Un mundo cuadrado.

Año: 2011.

País: España.

Director: Álvaro Begines.

Guión: Álvaro Begines, Miguel Ángel Carmona.

Música: Manuel Ruiz del Corral.

Fotografía: Nicolás Pinzón.

Reparto: Samuel Galiardo, Jesús Carroza, Rocío Peláez, Juanfra Juárez, Juan Carlos Sánchez, Sebastián Haro, Manolo Monteagudo, Marisol Membrillo, Alejandro Astola.

Género: Drama/Adolescencia.

Sinopsis: Marismas del Guadalquivir en los años 90. Un pequeño pueblo perdido de Andalucía-pueblo de colonización- con escasos habitantes. Sin raíces. Sin policía. Sin leyes. Sin ni siquiera cementerio. Un mundo actual pero lejos de cualquier resto de civilización. Un mundo cuadrado por la estructura de sus tierras, calles y casas, pero también por las ideas de la gente que lo habitan. Un mundo en el que a nadie le importa nadie, en el que cada cual va a lo suyo. Un mundo donde no existe norma ni ley alguna, en el que siempre se ha impuesto la ley más antigua, la del más fuerte... A nadie parece importarle y nadie defiende la falta de autoridad del lugar. El mundo vive en un profundo desorden y anarquismo donde hay que ingeniárselas para sobrevivir. Pero una noche, todo cambiará. A partir del asesinato de un chico, los chicos del pueblo, deciden formar un grupo musical para combatir la injusticia global, con un afán renovado por intentar cambiar las cosas; guiados por su afán de venganza, decidirán tomar las riendas de su mundo creando una especie de organización muy particular que no se detendrá ante nada ni ante nadie hasta cumplir su objetivo: cambiar el mundo. Un drama social a ritmo de rock, con el que Begines compone una crítica ácida de algunas de las lacras que aún siguen pudriendo a la sociedad andaluza: caciquismo, especulación y poca transparencia política...como una manera de denunciar las causas del estancamiento económico de la región.
Este largometraje dirigido por Álvaro Begines (¿Por qué se frotan las patitas?), analiza y critica la corrupción política, la tiranía y la especulación que ha sufrido la sociedad andaluza en los últimos tiempos.

Entradas populares