Puerto de Ribadeo (Lugo, Galicia). Fotos. mmhr/2009

jueves, 22 de enero de 2015

El cine y yo




El cine (El Séptimo Arte) y yo tenemos una relación desde la infancia, bueno creo que desde antes de nacer.
Desde que nací fuí al cine, por eso es algo imprescindible en mi vida, aunque en los últimos años voy menos, mucho menos de lo que me gustaría. Incluso recuerdo una pesadilla de cuando tendría unos tres años, de la que me desperté llorando, muy angustiada, porque a mí madre la habían cogido unos gangters de las películas y la tenían maniatada en una silla, bajo una lámpara, y aunque mi madre estaba a mi lado y me decía que todo era un sueño, yo le contestaba que ella no era mi madre sino la vecina y que a mi madre la habían secuestrado... Claro, que entonces se dejaba entrar a los niños a películas que eran de mayores.
El cine tuvo mucha influencia en mi vida. Íbamos al cine en cualquier época del año. En Sevilla había muchos cines, de verano también, y teatros. Ví muchas películas con mi abuela y también me llevó al teatro. Recuerdo a Ingrid Bergman y a Susan Hayward, o Spencer Tracy y Clark Gable. Recuerdos BSO y escenas de algunas, cómo una escena en un país asiático, en la que se ve una aldea incendiada y en medio del fuego un bebé chino llorando o una dónde a una mujer la ejecutan en la cámara de gas. La primera he averiguado que es "El albergue de la Sexta felicidad" y la segunda "Quiero vivir"...
También recuerdo una película malísima que ví cuando tenía once años, "Sor Yé-Yé"; la recuerdo porque me gustó el protagonista y porque un señor con sótana y bastante mayor, a pesar de estar yo con mi madre al lado y más gente, se pasó conmigo... No fue a más el asunto porque yo, a pesar de la edad que tenía, ya era una mujer de armas tomar y sabía defenderme, y es lo que hice y no me traumaticé ni nada, creo.
Recuerdo que a los doce, había dos actores que me encantaban: Sean Connery y Clint Eastwood. Y por ellos me dieron permiso para ir sola al cine, pues mi hermano, que era menor no quería ver sus películas y entonces nos dieron permiso para ir solos, cada uno a la que nos gustara. Poco más tarde el cine se fue convirtiendo en un lugar propicio para ir con la pandilla y más tarde con el novio, para ir en la luna de miel y en los aniversarios.
Luego los horarios y la TV fueron espaciando las salidas al cine. En la TV lo que más me gusta ver es cine. No tengo un género favorito, thrillers, ciencia ficción, aventura, negro, histórico, comedia, etc. Scorsese, Coppola, Woodi Allen, Almodóvar, Spielberg, Alfred Hitchcock, Stanley Kubrick, Tarantino, Amenábar, Kurosawa, los hermanos Coen, Oliver Stone, Sergio Leone, Ford, Wilder, Orson Welles o Peckinpah, son los mejores.
Cuando hoy voy al cine, para mí es algo muy especial y lo prefiero a casi todas las demás diversiones. Por mucho que digan "el home cinema", no es comparable.
Concluyo diciendo que, es evidente que el cine ha tenido mucho que ver en mi formación, junto a las personas que me rodean, la educación recibida, fuera y en la familia, y la sociedad en la que vivo...
Aquí os dejo algunos carteles de películas que me dejaron huella y dos BSOs.
Safe Creative #0911204915291
El Albergue de la Sexta Felicidad



             

8 comentarios de Free Like the Wind:

fernandomaria dijo

Hola, colega. Recuerdas cosas de toda una época que sin duda fueron dejando huella. Hecho de menos aquellos cines de antes que parecían teatros y hasta el portero vestía uniforme...soy un romántico, ya ves.
El cine también me gusta aunque también voy poco. Eso sí últimamente estoy acudiendo los martes a un ciclo de cine en blanco y negro acerca de "grandes golpes y grandes huídas". Merece mucho la pena.
Los cines tuvieron, como dices, estuvieron en distintas etapas de nuestras vidas: infancia, juventud....Disfruto viendo una buena película y me voy a otra cosa si no me atrae. Aunque veo poco la televisión, echo de menos los ciclos de cine que echaban tiempo atrás, pero hoy ya se sabe lo que interesa es el maldito "share".
Nos dejas unos buenos carteles de películas todas ellas dignas de volver a ser vistas. Así como la música digna de ser escuchada.
Bueno, un agradable agradable post el que aquí has escrito.
Un beso.
20 Octubre 2008, 18:08

merhum dijo

En Sevilla los teatros se convirtieron en cines, pero ya quedan pocos. Uno de ellos, de los últimos teatros, se ha convertido en una librería, que por cierto tengo que visitar. como he dicho en el post me gustan en general todos los géneros, y me gusta mucho ver pelis antiguas, en blanco y negro. Respecto a la BSO de "El piano" de Michael Nyman, la oí antes de ver la peli y cuando la ví la escuchaba a diario. Un abrazo
20 Octubre 2008, 19:12

gillhooley dijo

Es evidente, por si no había quedado claro ya, que la lectura de este "post" constata que su autora es una cinéfila empedernida. De lo cual me alegro, pues tal y como cantó Luis E. Aute, homenajeando al Doinel de los "cuatrocientos golpes" truffautiano: "Cine, cine, cine, más cine por favor, que todo en la vida es cine, y los sueños cine son...".
Un abrazo.
09 Agosto 2009, 12:12

merhum dijo

Hola, Gilhooley. Perdona el retraso en contestar tu comentario, estuve de viaje. Estoy de acuerdo con lo que dices y nunca me canso de ir al cine, al que ahora no voy tanto como quisiera, y el formato vídeo o DVD e incluso el "home cinema" no es igual a la magia de la pantalla grande. Un abrazo
22 Agosto 2009, 17:45

malkovich6 dijo

Supongo que soy otro de los que se ha visto influenciado por el cine desde siempre. Algunas de las mejores emociones de mi vida me las ha dado el cine, el de los mejores, por supuesto como bien dices. Y algunas series también, esas si son más de verlas en casa, al menos hasta ahora.
Buen post. Saludos!!!
29 Junio 2010, 15:27

merhum dijo

Gracias, malkovich6 -un nickname muy cinéfilo-, el cine, el buen cine, es magia. Te hace sentir todo tipo de emociones, te transporta a otros lugares y a otras épocas, aprendes con él, etc. Saludos.
29 Junio 2010, 17:01

inma dijo

MERCEDES.....jeeeee....creo que me comentaste el post que puse sobre el cine.
COincidimos en gustos y en experiencias....allá por las sevillas y acá por las granás...
Aunque yo, como sabes me decanté por mi Roberto....aunque Clint (Los puentes de Madison y Milliom dolar bay) no está mal.
¡qué experiencias vividas!
Los cines con asientos de madera (el de invierno) y asientos de hierro (el de verano)
Y cómo dices vas pasando etapas de tu vida, viviendo en el cine....
Suscribo lo que dices sobre ver cine en casa....¡no es lo mismo!
y a mí me pasa igual que a tí, ahora voy muy poco, soy una "pirata" y me las suelo bajar...pero lo dicho....¡no hay color!....
Bueno que no me enrrollo más que podríamos hacer una tésis...
Besicos
29 Junio 2010, 17:10

merhum dijo

Inma a Robert lo descubrí más tarde que a Clint, en "Tal como éramos" creo...Todo tipo de experiencias y recuerdos de las personas que te acompañaban. Aquí en los cines de verano solían poner las sillas de enea y las metálicas, detrás en los veladores, porque en Sevilla (no sé si en otras partes) en los cines de verano o terrazas de verano te podías tomar tu cervecita con pescaíto frito y todo tipo de tapaas...
Verlas en casa tiene también sus ventajas: puedes elegir el momento para verlas, si no enteras de algo le das para atrás o te la puedes poner en VO..., pero esa pantalla gigante del cine te atrapa.
Besos.
29 Junio 2010, 17:22

No hay comentarios:

Entradas populares