Puerto de Ribadeo (Lugo, Galicia). Fotos. mmhr/2009

domingo, 21 de junio de 2015

Relax, relax, relax...

Han pasado cuatro años y vuelvo aquí, cada semana. Me tumbo en el diván. Cierro los ojos. Huele a canela. Todo está en silencio. Relax, relax, relax hasta que el sonido de sus pasos me obliga a abrir los ojos y me incorporo. Le miro y con un gesto me indica que me vuelva a tumbar, conecta la cámara y empieza la sesión.
– Sofá.
– Descanso.
– Cámara.
– Acción.
– Trabajo.
Hospital.
– Médico.
Mis párpados se van cerrando pero quiero seguir mi retahíla, no me importa lo que él diga y sigo por mi cuenta. Agua, océano, Cozumel, isla, paraíso, crucero, calor, margarita, vacaciones, relax, relax, relax…Me interrumpe preguntándome qué estoy diciendo. Sigo con mi letanía: relax, relax, ¿Caribe? ¿Tahití?, crucero, mar, sol, fiesta, amigos…
– Cállese, sólo debe responder a lo que le pregunte – me dice muy alterado. A ver, sigamos:
– Llave.
– Sirena. Relax, relax, relax…

– Por favor, céntrese y conteste solo con una palabra.
Yo sigo desgranando un rosario de palabras que vienen a mi cabeza, solas, sin que nadie les ordene venir. – Avión. Mochila. Crucero. Habitación 543. Champán. Sol. Piscina. Relax, relax, relax…Sólo pienso en salir de allí y organizar el viaje de mis sueños. El psiquíatra me vuelve a interrumpir (¡me pone de los nervios!) y me grita por qué no me limito a seguir el test y no añadir nada de mi cosecha. No entiendo nada. Me altera verle, oírle, no puedo más. Se oye un zumbido ¡se acabó la sesión! Desconecta la cámara y me dice que siga tomando las pastillas pero que doble la dosis para ver si me calmo y que disfrute del crucero. No entiendo nada ¿a qué crucero se refiere? Huele a canela, a limas, mangos y sandías. Habitación 543. Camarote 543, exterior, con vistas al océano…No sabía que le pusieran rejas a los ojos de buey; hace un día radiante, me siento llena de vida así que me tomaré las pastillas con un margarita. ¿Por qué el doctor Kane me habló de un crucero? No entiendo esta terapia, ni entiendo por qué sigo yendo cada semana; mejor será que disfrute del viaje y cuando vuelva llamaré a la consulta y diré que no pienso volver. Relax, relax, relax… Huele a fruta fresca, a mojitos y margaritas. Miro hacia fuera y frente a mi se extiende la inmensidad del océano, como un espejo que refleja un sol radiante. Relax, relax, relax…mmhr/2015




Foto: mmhr/2011

10 comentarios:

Buscador dijo...

La pierna de plástico Nº 9 de un mercadillo

No había nada comparable a ella. Hacíamos el amor cada fin de semana a escondidas en la habitación. Todos los sábados por la tarde me esperaba desnuda en mi imaginación… y su pierna era irresistiblemente perfecta… No sé el porqué, pero quedé atrapado por ella. En mi memoria durante la semana aparecía el resto de la maniquí y su pierna como algo mágico y verdadero a la vez; una pierna perfectamente imperfecta que me llamaba al sexo. Cada Jueves pasaba por el mercadillo y me paraba delante de un puesto donde todo eran señoras menos yo, y me dedicaba a examinar el género concienzudamente... La pierna número nueve. Sí, esa era la que me enseñó a dar besos al aire recreándome en la imaginación mientras me revolcaba solo en la cama como un poseso. Más de una vez quise secuestrarla y arrastrarla por detrás de aquel furgón; poseerla y hacer del erotismo un arte para amar el plástico. Durante toda la semana la esperaba con impaciencia hasta que llegaba el jueves...y allí estaba: inconfundible entre sus hermanas gemelas; con un toque erótico que me volvía loco...siempre quise tocarla y abrazarla pero no encontraba la manera. A veces me hacía el distraído y al pasar por su lado arrojaba una moneda al suelo: Era el momento perfecto para acariciarla, tocar esa pierna con ese tobillo que daba la sensación de bailar un eterno tango o un baile de cancan al estilo del viejo oeste. Pero no la tocaba por miedo a sufrir múltiples orgasmos en público. Desde que la vi mi vida ha cambiado por completo. Solo tomo comida plastificada y gominolas por aquello de la goma. Incluso he excavado una especie de zulo en el cuarto de baño de casa para que sólo sea mía...solo mía...!!!que deseo más lujurioso!!. Apenas duermo, he dejado de ir a la oficina, no visito a los amigos y tampoco me tomo mi cubata de ron con coca-cola. Ella esta presente en mi pensamiento y no sé lo que voy hacer. Ayer la fotografíe con la cámara de mi móvil y ya he cargado cuatro veces la batería. Apago la luz del cuarto y aparece en la pantallita como una actriz de cine a la que yo, me entrego al onanismo puro y duro.
No se lo que hacer doctora.--¿Doctora?---¿Me escucha doctora?(abre los ojos tumbado en el diván y ve una falda, unas piernas, unas medias. Las medias de su amor. Se lanza por ellas y del golpe se vuelve a caer de la cama. Su mujer enciende la luz y le dice...!!!Manolo!!! Estoy seriamente preocupada contigo. Te dije que no tomaras mas enfermos mentales en tu consulta porque te afecta muchísimo.

Mark de Zabaleta dijo...

Realmente bien expuesto....

Feliz verano!

mmhr dijo...

Ja, Ja, Buscador, no sé si nos inspiran los psiquíatras o nuestra locura. Feliz domingo.

mmhr dijo...

Gracias, Mark. Un abrazo.

Águeda Conesa Alcaraz dijo...

Te deseo que, tras acabar con el trabajo, tengas tu recompensa y disfrutes de un relax maravilloso...a ser posible sin pastillas mezcladas con margaritas ( ufffffffff alucinarás por un tubo)..que de eso entiendo un poco. Un beso enorme. Feliz verano.

mmhr dijo...

Buenas tardes, Águeda. De "relax" llevo mucho tiempo pues aún estoy de baja; supongo que me incorporaré el próximo curso. Todo es ficción y no he tomado un margarita en mi vida. Muchas gracias por el consejo de todos modos. Feliz verano. Besos.

galanygarciah dijo...

Desgraciadamente actualmente en este país es difícil para un ciudadano " normal " en cuanto a sus inquietudes sociales y políticas tener ese relax que seria deseable . Saludos

mmhr dijo...

Buenas tardes, galanygarciah. Estoy de acuerdo en que es difícil encontrar relax cuando tenemos mil problemas que solucionar; evidentemente no podemos irnos de crucero al Caribe pero, podemos montarnos el "relax", el viaje en el sofá, sin tener que fumar o tomar mojitos y pastillas. La imaginación es poderosa, la meditación y el yoga son gratis...Creo que contra el estrés que arrastramos en esta sociedad debemos buscar una válvula de escape que le permita a la mente un descanso merecido para que nos de fuerzas para seguir luchando y salir de la crisis.
No obstante, le recuerdo que este post es un relato de ficción, por cierto, no de los que mejor me han salido.
Saludos.

Carlos Martinez dijo...

Me has confundido. Yo pensaba en la escena del sofa con lo de cámara y acción en la oscuridad, con algo torrido con un fotografo, y me sales con un psiquiatra de todo a 100...Lo que creía una sesión de diapositivas a la antigua usanza, precisamente en plan relax, y nada...pos vaya.
Claro, que no me hagas caso, que en un Madrid a 24 grados se derriten hasta las ideas. Si ya se que andas por Sevilla como la mayoría de blogueros del sur pero la lista de bebidas que mencionas no es suficiente. Uf, que caló

mmhr dijo...

Ja, ja, lo siento, Carlos. Los sofás dan mucho juego a la imaginación...En Sevilla hay 33º, 1º menos donde yo vivo. Por supuesto te llevas todo el día bebiendo agua, que es lo mejor para combatir la sed. Un abrazo.

Entradas populares