Puerto de Ribadeo (Lugo, Galicia). Fotos. mmhr/2009

sábado, 10 de octubre de 2015

Tiempo de otoño

Ya se va notando el otoño, poco a poco, por supuesto, ¡faltaría más! Las mañanas frescas, igual la caída de la tarde. Pero aún hace calor en las horas centrales del día. Esta tarde llegó la lluvia y nos hará compañía durante algunos días.Las hojas empiezan a amarillear y a caer pero a la vez, mis rosales, sin apenas hojas, florecen ofrecíéndome sus hermosos colores y aromas. También el hibisco sigue regalándome sus efímeras flores. Los miro y recuerdo la primavera, la breve primavera de este 2015. Corté la rosa de la foto, roja, aterciopelada y con un fragante olor que me envuelve mientras tecleo en el ordenador...El viento de poniente sopla mojando mi cara las gotas que la lluvia dejó colgadas en la parra del porche. Mijita, mi viejo gato siamés, se frota con mi pierna, y protesta por el frío, deseando que encendamos la chimenea para hacerse un ovillo en el sofá sintiendo su calor.


Empieza a llover de nuevo; gotas furiosas golpean los cristales. ¿A quién se le ocurriría decir aquello de "la lluvia en Sevilla es una maravilla"? Desde luego fue una mala traducción del inglés de una de las frases de "My Fair Lady". Cuando llueve aquí, por lo general, no es una maravilla y no nos gusta salir a la calle y menos pasear bajo la lluvia, y si lo haces, te dirán ¿a dónde vas con la que está cayendo? Nosotros solemos decir cuando llueve en este tiempo otoñal, o en los meses de invierno "hace día para quedarte en casa leyendo en la mesa camilla". Ah, la mesa camilla ¡buen invento!, toda una tradición que sigue en nuestras casas a pesar de no haber en ellas braseros de picón, ni eléctricos, aunque tengamos chimenea, calefacción central o radiadores.
Sí, el otoño, la caída de las hojas, el viento de poniente y la lluvia me pone melancólica, romántica...; a veces si la lluvia dura varios días me cansa, me harto de ella aunque sé que en esta tierra es muy necesaria ¡qué llueva, qué llueva, la virgen de la Cueva, los pajarillos cantan, las nubes se levantan, que sí, qué no, qué caiga un chaparrón! cantábamos las niñas cuando yo era chica (es decir, pequeña, una niña). Bueno, "siempre que ha llovío, ha escampao" y este agua pondrá mi jardín que parecerá un arrozal pero unos días después estará más hermoso para mi disfrute.  Rosas, libros, música, y buena compañía hacen mucho más llevadera la lluvia en este puente otoñal.

Fotos: mmhr/2015

 

10 comentarios:

igoa dijo...

Que venga la lluvia para nosostros! Que ya estamos asaditos con este verano interminable, pero creo qie nos quedan todavia un par de semanas antes de que se desate el monzon.
Tu rosa? La encarnacion de la belleza! Suerte tienes, aqui las rosas solo florecen el primer ano, luego se agostan y solo se quedan las hojas medio esmirriadas.
Que lo pases bien este finde de El Pilar...
Sevilla! Ya tengo ganas de volver a pasearme por sus callejuelas y tomarme unos finitos...
Sonemos...
Besos, amiga.

Mark de Zabaleta dijo...

Lo sabes tratar...magistralmente !


Saludos

mmhr dijo...

Querida, Igoa, sé que el monzón en esta fecha es muy deseado (por el cine y la literatura). Tampoco aquí duran mucho las rosas pero un poco más que ahí; el verano las abrasa y este ha sido especialmente caluroso. El puente está siendo lluvioso pero al menos estamos descansando unos días de la rutina. Muchas gracias y espero que puedas pronto venir por aquí. Besos.

mmhr dijo...

Muchas gracias, Mark. Espero que estés disfrutando del puente. Un abrazo.

galanygarciah dijo...

Precisamente ayer " sufrí " esa lluvia en la A- 45 durante el trayecto Antequera , Lucena , Córdoba en el regreso a mi residencia en el Mediterráneo . Personalmente prefiero la primavera y en cualquier caso el verano antes que el otoño o invierno , por muchos motivos , el clima , la mayor duración de las horas diurnas y el poder disfrutar de la calle , fundamental para los nacidos en la costa mediterránea . Lo de la mesa camilla me ha traído el recuerdo de mi infancia , cuando debajo de las faldas de la mesa camilla de mi madre oía Radio Pirenaica con una vieja radio Telefunken , para que de esta manera los vecinos no pudieran oírlo , entonces no estaba bien visto oír y leer ciertas cosas . Un cordial y sincero saludo

Águeda Conesa Alcaraz dijo...

Ojalá aquí (Torrevieja) lloviera, pero nooooo..ayer las playas a tope de gente bañándose...y yo deseando que llegue el frío. Preciosa rosa...mis preferidas son las amarillas y tengo algunos rosales de ese color...besos

Carlos Martinez dijo...

Es verdad lo que dices de cuando llueve en Sevilla claro, pero para mi tuvo una ventaja grandiosa. Me pilló en la feria y por pena me invitaban a entrar en algunas casetas durante el chaoarrón, lo que me permitió disfrutar de ese interior que tanta gente le gustaría ver. ¿Lo malo? que solo tenía pelicula en blanco y negro jajajaja. Y desde luego es dificil conseguir grises alegres.
Y entre en mas sitios, por lo que dices que a los sevillanos no les gusta y te invitan a protegerte. Un encanto vamos.

mmhr dijo...

Buenos días, Galanygarciah. También prefiero la primavera y el verano (aunque en los últimos años intento irme a pasar parte de él al norte que es más fresco). Nunca escuché la radio pirenaica porque desconocía su existencia y además fuí una analfabeta política hasta que llegó la transición y me conciencié sobre la marcha... Feliz domingo.

mmhr dijo...

Hola, Águeda. Seguramente seguirás disfrutando del buen tiempo. a mí me gustan las rojas, especialmente esta que tiene un olor embriagador. Besos.

mmhr dijo...

Así es, Carlos, si no llega esa lluvia te hubiese costado poder entrar en las casetas privadas. Un abrazo.

Entradas populares