Puerto de Ribadeo (Lugo, Galicia). Fotos. mmhr/2009

jueves, 21 de julio de 2016

La Marea

Sentada en la mecedora, contemplaba el horizonte enrojecido por un sol inmenso que desapareció de repente. Nunca se acostumbraría a los ocasos repentinos de aquellas latitudes. Echaba de menos, cuando en verano se acercaba a la playa cada tarde a mirar extasiada el ocaso, grabando en su retina la lenta caída de la tarde.
Aquella playa a la que tantos veranos fue y a la que después del desastre no volvió.
Nadie había imaginado que aquel accidente, en principio, de poca importancia, produjera una marea negra de tal envergadura, que desde el primer momento tuvo nombre propio, como las tormentas tropicales: La Marea. Sí, porque aquella había sido la más gigantesca marea negra producida en la historia de accidentes de los petroleros. Ni la del Exxon Valdés ni la del Prestige podían compararse, para desgracia nuestra con La Marea. La gente olvidó el nombre del petrolero, su bandera y cantidad de toneladas de crudo derramadas, esos datos casi no eran relevantes, sí lo eran los daños causados.
Todo ocurrió cuando un superpetrolero procedente del Próximo Oriente chocó cerca del puerto de Algeciras con un ferry que llegaba procedente de Canarias. Al ferry se le abrió una vía de agua en la popa y rápidamente tuvo que pedir ayuda e iniciar el salvamento del pasaje. El petrolero parecía no tener daños irreparables por lo que el capitán decidió llevarlo al puerto para examinarlo más a fondo.
Las autoridades de Algeciras no le daban permiso para atracar y finalmente, serían las de Gibraltar las que se ofrecieron a dárselo. No obstante, hubo una situación bastante tensa entre las dos administraciones que acabó repentinamente al oírse la explosión.
Aquello era el fin del mundo, el mar ardía, el crudo esparcido...
Aquella explosión se oyó en muchas millas a la redonda y en ambos lados del Estrecho. En Tánger corrió el rumor de un atentado terrorista; en la base conjunta de Rota se pusieron en alerta máxima; el Peñón, que durante siglos habíamos reclamado, fue la zona más dañada: había desaparecido literalmente. Las llamas se habían propagado rápidamente por el puerto y aeropuerto de Gibraltar y siguió por la ciudad. Por las faldas del Peñón, horadado por túneles y baluarte defensivo de la colonia, empezaron a subir las llamas y pronto una cadena de explosiones en su interior hizo que se hundiera parcialmente.
El caos invadió todo el área, hubo descoordinación entre Gibraltar y Londres, entre Londres y Madrid, entre Madrid y Sevilla y también entre esta última y las autoridades civiles y portuarias de Algeciras. Se hablaba de como un submarino nuclear que se estaba reparando en el Peñón había desaparecido. Los muertos se elevaron a miles; los daños materiales, incalculables; el crudo vertido, casi doscientas mil toneladas, acabó con la vida en el Estrecho y el incendio formó una nube negra que se elevó varios km...Respecto a La Marea acabó contaminando y llenando de chapapote todas las playas del sur de España y norte de Marruecos y Argelia...
Ahora, treinta años después, recordaba como tuvieron que emigrar muchísimos andaluces, como ella y su familia, que lo perdieron todo. Habían ido a Mauritania, donde se establecieron y levantaron un negocio hostelero. Tuvieron mucha suerte, primero por salvar su vida y segundo por la buena acogida que la industria turística tuvo en Mauritania y Senegal.
La Marea tuvo también un efecto positivo: el desarrollo masivo de las fuentes de energía alternativas en la península, la prohibición de navegar a los petroleros por el Mediterráneo, los británicos finalmente nos habían devuelto el Peñón (o lo que quedaba de él). (mmhr/2010)
Safe Creative #1007146819298



10/12/2011
Un desastre ecológico de tal calibre no es tan fantástico como quiero reflejar en este relato. A veces la realidad supera la ficción. Espero que el Parque natural del estrecho de Gibraltar siga conservando al menos la biodiversidad que tiene en la actualidad.
¡Ojalá se llegue a un acuerdo en Durban! Es necesario que se imponga la política del desarrollo sostenible.
19/08/2013
Este verano el Peñón está todos los días en las noticias por el conflicto surgido por los bloques de hormigón arrojados por los gibraltareños en aguas donde no tienen autoridad y donde los pescadores de la Bahía de Algeciras faenan y por los controles realizados por los españoles en la frontera para controlar el contrabando. Detrás de todo: un proyecto urbanístico gibraltareño, ganado tierra al mar, a un mar que no le compete y que probablemente conseguirán, igual que en otro tiempo construyeron su aeropuerto.
No voy a entrar en el tema de jurisdicción, solo aprovecho que se habla de El Peñón para reeditar mi relato donde se trata del tema que más me preocupa de esta zona: la contaminación y sus consecuencias. MMHR/2013


21/07/2016: El Reino Unido ha pedido disculpas a España por el accidente protagonizado el miércoles por el submarino nuclear británico HMS Ambush, que colisionó con un mercante en aguas del Estrecho... http://internacional.elpais.com/internacional/2016/07/21/actualidad/1469083210_393273.html

25 comentarios de Free Like the Wind

inma dijo
MERCEDES...fabuloso relato. Desgarrador pero podría ser de lo más real.
El paso del estrecho es el más transitado por los grandes petroleros y ya ha
pasado una vez.
Aunque el mundo entero corre peligro, no sé si viste el documetal en el que daban las imágenes del delta del Niger, hay un vertido continuo de petroleo y nadie hace nada.
El hombre es un lobo para el hombre.....y no nos damos cuenta de que el planeta es el único que tenemos....
bueno, seguiremos leyendo tus relatos....un beso primor
14 Julio 2010, 19:35

merhum dijo

Gracias, Inma. Puede ocurrir, claro, yo no sé si he exagerado o me he quedado corta con las consecuencias. No tenía idea de lo que cuentas del delta del Níger, es tremendo. Lo que sí me he enterado mientras me documentaba un poco para escribir el relato es que los superpetroleros terminan sus días en cualquier playa del Tercer Mundo. Y allí pronto son desguazados por la población que vive de buscar chatarra. Eso le sale muchísimo más barato a los armadores, es como cuando les venden a estos países toneladas de basura que depositan en cualquier lugar...
Besos
14 Julio 2010, 19:44

NuriaNómada dijo

Mercedes, tu relato es verosímil y sobrecogedor...podía haber sucedido (o podría suceder) tal como lo cuentas. Un detallito lo del peñón.
Hace tiempo vi una película en la que toda una comunidad de gente vivía a bordo de un barco desechado para el desguaze y olvidado en un puerto perdido. Me has hecho recordarla, aunque no puedo acordarme de su título. Un abrazo.
14 Julio 2010, 20:05

gloriainfinita dijo

Siguiendo el comentario de Nuria... verosímil, sobrecogedor y nada exento de una fina ironía, sobre todo en la forma de resolver el asunto "Gibraltar". Además, esperanzador, por el desarrollo en serio de fuentes alternativas de energía y por el avance turístico de Mauritania y Senegal.
Lo de montarse un "albergue" en Mauritania o por ahí, por ahí... ¿vamos a medias? Antes de que venga la Marea. No podremos decir eso de "yo tuve una granja en Africa" pero podemos decir... tendré un albergue en Africa... todo, todo cambia.
Un abrazo, Mercedes. Me ha encantado tu relato.
14 Julio 2010, 23:54

merhum dijo

Gracias, Nuria. Este relato surge de algunas de mis proecupaciones y entre ellas, quizás el Peñón sea la menos importante. De ahí que al final aunque se devuelva la soberanía a España, ha quedado semidestruido y la importancia estratégica que es la base en la que se fundamenta la soberanía británica había desaparecido con los efectos de La Marea...
No conozco esa peli, a ver si te acuerdas del título y me lo pasas. Un abrazo.
15 Julio 2010, 01:14

merhum dijo

Gracias, Gloria. El desarrollo de las fuentes de energía alternativa debería acelerarse a nivel mundial, así se generarían nuevas fuentes de riquezas, pero con sostenibilidad. Claro que eso afectaría a las grandes multinacionales del crudo (a no ser que sean ellas las mque desarrollen las energías alternativas), habría menos guerras y un mundo más limpio...
No estaría mal montar ese albergue. Besos
15 Julio 2010, 01:20

popochan dijo

Mercedes, este post te ha salido bordado.
Ademas, sabes mostrarnos el lado bueno de algo que podria haber sido totalmente catastrofico.
Felices vacaciones, y en buena compania, guapa,
tu amiguete vagabundo, Popo.
15 Julio 2010, 01:24

merhum dijo

Buenas noches, Pop. En todas las cosas negativas se encuentra algo bueno. Estaas vacaciones están pasando muy rápidas por ahora, he estado descansando y quitándome el estrés y ahora empezaré a disfrutarlas más activamente. Gracias. Besos y abrazos.
15 Julio 2010, 01:29

vegalonso dijo

Un relato que, por desgracia, puede corresponder con una realidad en algún punto del mundo. Has exagerado un poco, pero algunas de las cosas que cuentas pueden ocurrir.
Te ha quedado muy bien.
Y me alegro que te gustara Salamanca (leído hace unos días) que fue donde yo pasé mi etapa de estudiante universitario.
Un abrazo.
Modesto
15 Julio 2010, 01:44

merhum dijo

Gracias, vegalonso. He exagerado para llamar la atención, pero a veces en esa zona se dan todos los elementos para que se pudiera producir un accidente de una envergadura inimaginable...
Salamanca es preciosa y lo que me gustaría es visitarla en otra época que no sea el verano.
Un abrazo.
15 Julio 2010, 01:55

framulaverde dijo

Mercedes, es un relato demasiado "crudo" como el petróleo y que como está hoy el mundo no te extrañe que pasara en cualquier momento, porque en menor escala ya ha pasado realmente en nuestro país, y como siempre unos por otro, la "casa sin barrer" y los perjudicados los de siempre, los ciudadanos y sus entornos de trabajo diario. Un abrazo.
15 Julio 2010, 18:23

libertadveinte dijo

Merhum fabuloso el post que nos ofrece, pero que en cualquier
momento puede ser una realidad. No creo que hayas exagerado
puesto que si se dan algunas de esas circunstancias, puede
ocurrir. Como dices, lo del Peñón es lo menos importante.
Por el estrecho pasan miles de petroleros al año...así
que la materia prima para un desastre ya está.
Espero que sigas pudiendo ir a la playa y contemplar
el ocaso sin sobresaltos.
Saludos.
15 Julio 2010, 20:16

merhum dijo

Crudo crudo, framula. El Mediterráneo es un mar casi cerrado, sólo abierto por el Estrecho de Gibraltar (y si se quiere por el Canal de Suez), por el que circulan gran cantidad de barcos de todo tipo y tonelaje y entre estos destacaría dos tipos por su peligrosidad: los petroleros y los militares. El Peñón es un polvorín bien cargado y de vez en cuando fondean en sus aguas algunos barcos y/o submarinos con carga peligrosa, pàra reparar... Algeciras también tiene industrias contaminantes. La verdad es que las playas de la bahía de Algeciras están de pena. Si a todo esto le añades mi imaginación, pues sale ese relato que me inventé ayer. Saludos
15 Julio 2010, 21:13

merhum dijo

Muchas gracias, Libertad. Yo espero que esto no ocurra y deseo que se utilicen las energías alternativas y se siga investigando este campo, porque el planeta nos lo estamos cargando. Fíjate el tema del Caribe con el accidente de la plataforma de la BP, en realidad no es tan grande el vertido como otros anteriores. El problema se agrava por las características de dicho mar, las corrientes marinas, las tormentas tropicales, la profundidad del pozo, etc. Lo cierto es que tengo amistades por aquella zona y dicen que no van a comer marisco en muchos años y muchas playas afectadas, amén de la flora y fauna.
Espero seguir encontrando playas donde pueda disfrutar del ocaso.
Saludos y salud!
15 Julio 2010, 21:19

Juanmi De Loja dijo

Hola Mercedes.
Excelente relato.
No es exagerado lo que cuentas. El Estrecho es una de las zonas marítimas más transitadas del planeta. Los accidentes, incidentes y altercados entre buques se producen casi a diario -las autoridades no comentan apenas nada- porque la densidad del tránsito de grandes barcos de transporte en esta zona es espectacular. Algún día se puede producir un desastre mucho mayor de los que ya han ocurrido en la bahía de Algeciras.
Y al problema de Gibraltar le has dado una solución magnífica. Yo echaría de menos los monos.
Un beso desde mi despacho, en Loja.
16 Julio 2010, 18:53

Anónimo dijo

Los viernes, música. Hoy toca:
http://www.goear.com/listen/50a6c9b/-i-dont-know-why-moony
16 Julio 2010, 21:40

EMILIO dijo

Ya habrás adivinado que el anterior comentario era mío...
16 Julio 2010, 21:41

merhum dijo

Hola, Juanmi. Conozco la zona y sé que puede ocurrir cualquier cosa y que hasta ahora ha habido suerte. parece que a las autoridades sóle les preocupa el tráfico ilegal, humano o de drogas. Gracias y respecto a Gibraltar, ya ves, que lo ha solucionado rápido .
Nunca he estado en tu pueblo, siempre paramos en el área de servicio de la autovía. Espero algún día conocerlo. Besos.
16 Julio 2010, 23:46

merhum dijo

Hola, Emilio. ¿Así que tienes ganas de música y te vienes de pinchadiscos a mi casa? Bueno, veré que se puede hacer...
16 Julio 2010, 23:52

fernandomaria dijo

Terrible lo que cuentas aquí y que ojalá no ocurra. Como te imaginas, de eso sabemos mucho los gallegos con lo del Prestige. ¡¡NUNCA MÁIS!! Hablas de desconcierto entre las administraciones, eso fue también lo que sucedió entonces, aunque intentaron negarlo. A partir de entonces los petroleros tienen que tener doble casco.
Con lo agradable y relajante que es contemplar una puesta de sol en una playa, esperemos que desastres así no vuelvan a suceder.
Un beso, Mercedes.
18 Julio 2010, 12:11

merhum dijo

¡¡Nunca Mais!! Fernando, vosotros tenéis la "costa da morte", muy peligrosa por las corrientes y los acantilados y arrecifes, pero aquí, en el Estrecho, el problema es sobre todo un exceso de tráfico, y no de ferrys precisamente. Respecto a las administraciones, es un lío, la descoordinación que suele haber y encima con la de Gibraltar, que suele pasar de las demás...
En fín, disfrutemos mientras se pueda de estas playas y sus puestas de sol. Besos,
18 Julio 2010, 20:12

dezabaleta dijo

Muy buen relato de ciencia ¿ficción o prevención?, que debería encender las alarmas !
Saludos
Mark de Zabaleta
11 Diciembre 2011, 12:48

merhum dijo

Muchas gracias, Mark. Es ficción pero espero que sirva para la prevención. Saludos.
11 Diciembre 2011, 21:09

popochan dijo

En primer lugar, el relato es excelente, querida amiga, como ya nos tienes acostumbrados.
En segundo lugar, sólo decir que creo que el ser humano es el animal más destructivo y desagradecido que existe sobre la capa de la Tierra. O hacemos algo pronto o todo se pinta fatal.
Y para colmo India y China no se suman al tratado de Kyoto... vaya panorama!!!
sigamos luchando, cada uno en su puesto estratégico.
Besos desde Oriente, tu Popo.
13 Diciembre 2011, 02:36

merhum dijo

Muchas gracias, Popochan. Ahora Canadá también se desmarca del Protocolo de Kyoto; dice su ministro de Medio Ambiente que tendría que pagar multas multimillonarias. En fin, un país que pensaba que cuidaba su entorno..., claro que con lo que está ganando en barriles de crudo extraído de las Oil Sands en Alberta podría pagar las multas. Esta explotación está teniendo un impacto medioambiental gravísimo y apenas se publica nada. ¡Qué futuro más negro, amigo!
Besos desde Occidente.
13 Diciembre 2011, 21:25

10 comentarios:

Odisea cerebral dijo...

La contemplación de espectáculos naturales como ese, es un momento de intimidad agradable y gratuito para cualquier humano, rico o pobre.

BMX dijo...

hello! your blog is nice 0_0
warm greeting from Indonesia.

mmhr dijo...

El ocaso es un espectáculo del día muy grato para mí. La luz, los colores...
Bienvenido,Odisea cerebral.

mmhr dijo...

Hello, BMX
You're welcome!
I hope you visit it when you want. Warm greeting too.

Águeda Conesa Alcaraz dijo...

Mercedes: tienes un don especial para contar o narrar historias reales o inventadas….por desgracia lo que nos cuentas en éste relato, sobrecogedor, puede suceder en cualquier punto del Mediterráneo si no se toman las medidas apropiadas. Un beso

mmhr dijo...

Muchas gracias, Águeda. Besos

Kasioles dijo...

Tu relato pone la piel de gallina.
Más reciente, aún recuerdo lo ocurrido en las costas gallegas.
Cariños y buena semana.
Kasioles

Javier Carrasco dijo...

El cuidado de medioambiente es un asunto de especial delicadeza que los gobiernos suelen tomarse a la ligera. Grave error, porque destruir el planeta es destruirnos a nosotros también. Un relato para conmover las conciencias. Muchas gracias, Mercedes.

mmhr dijo...

Ahora tenemos otro accidente ecológico en Canarias: el naufragio de un barco ruso que ha vertido fuel al océano; al igual que pasó con el Prestige en las costas gallegas, este barco fue alejado del puerto y parece que no ha sido una decisión acertada. Gracias, kasioles. Un abrazo.

mmhr dijo...

El medio ambiente es una asignatura en la que suspendemos. Muchas gracias, a ti, Javier.

Entradas populares